• Elena Mejía

José Bolívar “El Chato” Castillo: ¿Qué quiere la gente agua o jirafas?



"El Chato" visita el Zoológico Municipal. Foto: Alcaldía de Loja

El sufrimiento de las jirafas y otros animales dentro del Zoológico Municipal de Loja Orilla del Zamora ha sido ampliamente documentado por colectivos animalistas locales y nacionales. Una idea que alguna vez fue disparatada se convirtió en el cementerio de especies exóticas y silvestres.


A través de estos testimonios y de documentación recopilada por años se puede construir una crónica de vacíos en el manejo de estos animales desde el año 2002. Una crónica que demuestra que Loja se convirtió en un cementerio de jirafas y de animales de vida silvestre por el capricho de un alcalde.


Para mí, después de revisar una serie de oficios de ida y vuelta a diferentes entes estatales solo se me ocurre una palabra: negligencia. Si el alcalde de Loja estaba chiflado era el deber de la autoridad decir basta.

Negligencia: Falta de cuidado, aplicación y diligencia de una persona en lo que hace, en especial en el cumplimiento de una obligación.

Capturas de pantalla de varios documentos donde se señala los pedidos del "El Chato" de osos de anteojos a la municipalidad de Baños, compra de un venado que murió, deudas por el transporte Chelito la primera jirafa traída desde Chile en 2008, etc. Cortesía PAE.


Ya en el 2015 como promesa de campaña “El Chato” había anunciado su interés de traer dos jirafas. “Por qué Chelito murió por estar solito, por eso hay que traer dos”.


Cuando la situación se vio más real y dejó de ser solo un chiflado anuncio, el 31 de enero de 2016, la Asociación de Veterinarios de Fauna Silvestre a la cabeza del Dr. Andrés Ortega envió una carta a la Municipalidad de Loja que explicaba porque importar animales exóticos no es adecuado para el Ecuador.


Además la carta exponía varias razones porque no se debería usar una jirafa como atracción turística y por último anotando que el espacio del Zoológico no era el más adecuado para esta especie.


Cuando el proceso de importación avanzó, este grupo veterinario, envió oficios a la autoridad Ambiental en febrero de 2017. El director de aquel entonces del Ministerio del Ambiente de Loja Wladimir Placencia no dio respuesta a ninguna en ese momento. Respondería en agosto.


En marzo del mismo año la persona responsable de Vida Silvestre del mismo ministerio emitió un criterio favorable para que el Zoológico Municipal de Loja Orillas del Zamora obtuviera la patente de operación. Permiso otorgado a pesar de que el espacio y las condiciones de vida para las jirafas no fueran adecuadas. Por ejemplo, la altura de Loja no es la recomendable para estos animales que viven a menos de 1000 msnm. Básico.


Respuesta al oficio del enviado por Dr. Andrés Ortega Presidente de la Asociación de Veterianarios de Fauna Silvestre del Ecuador Cortesía PAE


En abril la “Jirafatón” supuestamente había reunido el dinero para el transporte de los animales desde Texas, Estados Unidos. Y la municipalidad tenía todos los permisos necesarios.


Existen versiones sobre lo que costó el transporte, pero osciló entre 100 mil y 250 mil dólares. De hecho, este valor enfrentó a la Asambleísta Janine Cruz con “El Chato” porque se discutía el pago de esta chifladura del alcalde versus las necesidades inmediatas del municipio como agua potable.


Cualquier persona fuera de este Macondo, hubiese dicho: Sí, es lógico necesitamos agua. Pero no, Cruz fue a la cárcel por un Twitter. Y un sistema institucional perverso calló.



Foto tomada del Twitter de la Municipalidad de Loja


A pesar de tantas razones técnicas ninguna autoridad detuvo a “El Chato”, ni el Ministerio del Ambiente ni el de Agricultura ni nadie. Al contrario, le dieron todos los permisos.


El 24 de mayo del 2017, el día que se posesionaba el Expresidente Lenin Moreno, las jirafas llegaron a Quito. Dos Jirafas juveniles macho y hembra. Los colectivos animalistas acompañaron el recibimiento en el aeropuerto de Tababela en Quito y su traslado al Zoológico Orillas del Zamora en Loja.


Permisos de importación del ARCSA y del Ministerio del Ambiente. Cortesía PAE.


La idea del alcalde era exhibirlas el 1 de junio por el día de la niñez. Y así lo hizo, sin importar que no se cumpliera la cuarentena necesaria ni que los animales sufrieran estrés por el poco espacio donde se encontraban.


La Agencia Centrol Agrario Agrocalidad tampoco hizo nada, a pesar de que el director de ese entonces Milton Cabezas fuera informado por los colectivos. Todo lo contrario, dieron su venia y luego desaparecieron. No me sorprendería que también hubieran aportado a la Jirafatón como lo hicieron decenas de instituciones públicas.



Oficios de respuesta a los pedidos de asegurar la cuarenten de las jirafas. Cortesía PAE


A pesar de que las instituciones lojanas disfrutaron este circo sin decir nada. Muchas personas de colectivos animalistas locales llegaron al Zoológico Municipal de Loja para repartir volantes y crear conciencia sobre la crueldad animal. Pero el personal municipal que estaban en el frenesí de la jirafas reprimieron al grupo de animalistas. En ese momento la Ecóloga Katiusca Aguilar era la encargada del Zoológico. Tampoco dijo nada.


Personal del municipio (ambos hombres camisa roja y burdeos) se avalanzan para arranchar a la activista los volantes que repartía. Al dar click en la imagen se accede al video completo.


Y en ese aire macondiano en el que Loja se encontraba, creo que bajo la influencia del "El Chato" la gente se tomó fotos con dos jirafas muy asustadas y en sufrimiento.


Volver a la nota principal




100 vistas0 comentarios