• Franklin Vega

La marca satelital de un tiburón ballena de Galápagos está en tierra, cerca de Manta

El Galápagos Whale Shark Project reveló que el tiburón ballena, una especie protegida, cambió su ruta desde la Migravía entre Galápagos y la isla del Coco (Costa Rica) y la señal satelital fue directo a Manabí. Hubo una interacción del tiburón con un barco pesquero, pero la falta de transparencia en la información dificulta identificar a los responsables de este incidente de pesca incidental.

Tiburón ballena y un buzo en aguas de la Reserva Marina de Galápagos. Foto de Jonathan R Green.


Los tiburones ballena otra vez son noticia. Esta ocasión no fue porque demuestren la conexión de los ecosistemas marinos entre las islas de Galápagos y Coco (Costa Rica). Hoy el Galápagos Whale Shark Project (un equipo multi-institucional del Parque Nacional Galápagos, Galápagos Science Center, y del Acuario de Georgia) hizo público que una de las marcas colocadas a un ejemplar del “pez más grande del mundo” se encuentra en tierra, en Jaramijó, cerca de Manta, en la provincia de Manabí.


Los investigadores señalaron que colocaron ocho marcas satelitales a igual número de tiburones ballena en las aguas de la Reserva Marina de Galápagos. El aparato que está en tierra, pertenece a una hembra de 11 metros que fue marcada el 29 de agosto pasado.


Ruta seguida por la tiburón ballena desde Galápagos hasta Manta. Foto: Galápagos Whale Shark Project.


“La tiburón ballena se desplazó hacia el norte, a lo largo de la zona conocida como la Migravía Coco-Galápagos, por la cual migran varias especies marinas amenazadas: tiburones martillo, las tortugas laúd, y el mismo tiburón ballena. Al llegar al Bajo Medina, a mitad de camino entre Isla del Coco y Galápagos, la marca envió señales regulares en dirección a la costa ecuatoriana. Tres días más tarde, la marca mandó varias señales desde tierra, en la zona de Jaramijó, Manta”, acota el Galápagos Whale Shark Project.


Fotografía de la marca y la cámara de video colocada en la aleta dorsal de la tiburón ballena hembra de 11 metros en la Reserva Marina de Galápagos. La cámara se desprende luego de 24 horas y flota. Foto: Galápagos Whale Shark Project.

"El tiburón ballena es una especie catalogada como EN PELIGRO por la UICN, y figura en el Apêndice II de CITES. Su captura y comercialización está prohibido en Ecuador". Galápagos Whale Shark Project.

¿Cómo terminó una marca, que se coloca como un clip gigante, en la aleta de un tiburón ballena con un peso aproximado de 14 toneladas en Manta? Por la forma de poner la marca, fue necesaria una interacción humana para separar el aparato del animal, más al considerar que el dispositivo no flota, al separarse del animal, este se hunde.


Ubicación de la marca del tiburón ballena en Jaramijó, cerca de Manta. Foto: Galápagos Whale Shark Project.


Para los investigadores la hipótesis es: “El tiburón ballena se asocia con cardúmenes de atunes, y es posible que se haya enredado en las mallas. Existe una práctica de calar las redes de cerco alrededor de los tiburones ballena para aprovechar esta asociación con atunes, y aunque esta práctica ya se encuentra prohibida, puede haber casos de enredamientos accidentales”.


Sin embargo, Cristina Cely, especialista en pesca ilegal, es más específica: “Por el peso del tiburón es imposible que este haya caído en un barco palangrero o un artesanal. Los barcos atuneros industriales, los cerqueros, registran este tipo de pesca incidental”.

Hace unas semanas se registró en redes sociales como la tripulación de un barco pesquero intentaba liberar un tiburón ballena atrapado en sus redes (video). Se desconoce si este tiburón fue liberado vivo.


Captura de pantalla del video del tiburón ballena atrapado en una red de pesca.


Cely cree que este no es el mismo de la marca en tierra, sin embargo recalca que “todos los barcos registrados en la Comisión Interamericana del Atún Tropical tienen la obligación de liberar vivos o muertos las especies protegidas como los tiburones, tortugas y rayas; no obstante, hay un porcentaje de pesca que no es el objetivo que se captura que no sabemos en el Ecuador cual es.


"El Fu Yuang Yu Leng 999, capturado en la RMG en 2017, tenía un tiburón ballena a bordo". Galápagos Whale Shark Project

¿Qué hacer ante este tipo de incidentes entre tiburones y pescadores? Para el Galápagos Whale Shark Project es necesario ampliar la protección del mar y crear el corredor marino entre Ecuador y Costa Rica.


“Este suceso muestra una vez más, la importancia del manejo espacial de nuestra zona marítima, y en particular las rutas migratorias de especies amenazadas. Existe una propuesta para crear un corredor biológico bilateral entre Galápagos (Ecuador) e Isla del Coco (Costa Rica), y al mismo tiempo, de fortalecer la protección de especies y hábitats claves en las Zonas Económicas Exclusivas de ambos países, quienes han declarado su apoyo a la protección del 30% de los océanos para 2030”, señala el Galápagos Whale Shark Project.


Para Cely, el primer paso es investigar y dar con los responsables no solo de este caso sino de los delitos anteriores como las 26 toneladas de aletas de tiburones zorro y sedoso que se decomisaron en Hong Kong en mayo del 2020 y que aun permanece como indagación previa en la Fiscalia del Ecuador.


Tiburón ballena en aguas de la Reserva Marina de Galápagos. Foto de Jonathan R Green.


La transparencia es la mayor falla en la pesca

En teoría si se cruzan los datos de las ubicaciones de los tiburones y los barcos pesqueros, se encontrarían indicios de las embarcaciones involucradas. Esta tarea parece sencilla, pero Cely acota que la falta de transparencia en el país es una de las mayores falencias.


“Varias instituciones, personas de la sociedad civil y hasta asambleístas han solicitado repetidas veces al Ministerio de Producción información sobre la pesca, las embarcaciones, pero no hemos tenido respuesta. Las bitácoras son confidenciales, estos son documentos que registran que se pescó y dónde, pero solo ciertas autoridades tienen acceso a esa información”, puntualiza Cely.


En Bitácora Ambiental solicitamos la versión del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica sobre la marca del tiburón ballena encontrada en tierra, que es una especie protegida, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvimos respuesta. El martes 26 de octubre, recibimos un correo en el cual nos indican que están verificando la información y que se pronunciarán en las próximas horas.


También solicitamos a la Cámara Nacional de Pesquería, a través de su presidente, si tienen información sobre cómo la marca de un tiburón marcado en Galápagos llegó a Manta, la capital atunera del mundo, pero se informó que el presidente de la Cámara regresará el 4 de noviembre al país.

191 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo