top of page
  • Foto del escritorFranklin Vega

La pesca ilegal de mantarrayas es binacional: Ecuador-Perú

La pesca ilegal de mantarrayas se documentó en el sur del Ecuador y el norte del Perú. Las alas de mantarraya se consiguen en los puertos pesqueros a pesar que es una especie protegida. Junto con las alas de mantarraya se trafican aletas de tiburón por vía terrestre y marina; el punto de acopio es Puerto Pizarro a 15 minutos de Tumbes.



Parte de las aletas pectorales de mantarrayas, del género Mobula en un camión en la playa de Zorritos, al norte del Perú. Foto: Franklin Vega


Sábado 15 de abril del 2023. Son las 06:45 en la playa de Zorritos, un pueblo de pescadores en el departamento de Tumbes, al norte del Perú. Unos pocos botes pesqueros descargan su pesca, decenas de fragatas y unos pocos pelícanos revolotean esperando su parte. A una decena de metros de distancia, varios camiones con furgones con hielo esperan para llevarse la pesca del día.


Junto a uno de esos vehículos, en cajones o gavetas de plástico rojas sobresalen partes de un pez que, a la distancia, parecen aletas de tiburón. Un poco más de cerca, se despejan las dudas. No son aletas, son “alas” de mantarrayas y están ya dentro de uno de los camiones cubiertas precariamente de bloques de hielo.


Con premura se toman fotografías y se verifica la carga: ocho “alas” grandes de más de un metro de largo, cuatro aletas pequeñas como las que se ubican al costado de la boca de las mantas. A un costado, dentro del furgón, están las branquias apiladas; es una masa casi informe, no es posible saber cuántas son ni estimar su peso, pero se distinguen por tener un color rojo intenso y una textura a la vista similar a la carne molida.

Hombre transportando mantarrayas en la playa

Pescador cargando hielo a una de las lanchas de pesca en la Playa de Zorritos, al norte del Perú: Foto: Galo Paguay


Minutos después, las fotos se envían a un biólogo especialista en mantas, quien confirma que son aletas pectorales de la familia Mobulidae, la familia de las mantarrayas o Móbulas como les llaman los científicos.


En Perú las mantarrayas están protegidas con la Resolución Ministerial Nro 411-2015-Produce la cual prohíbe "la extracción de la especie Mantarraya gigante con cualquier arte o aparejo de pesca y/o cualquier otro instrumento, en aguas marinas de la jurisdicción peruana".

Los responsables del camión indican que las “alas de mantarraya” fueron vendidas a un comerciante, quien las llevará a Chiclayo para su procesamiento. No fue posible conocer el nombre de la embarcación que las pescó ni la cantidad total de “alas” en el vehículo. Según el Ministerio de Producción de Perú, en Zorritos están registrados 104 pescadores artesanales con sus botes; y, en una de esas embarcaciones se pescaron las mantas. Las branquias de las mantas realizarán un viaje más largo; una vez secas, se trasladan al puerto de Callao y luego se exportan a China.

embarcaciones, botes en el océanos Perú

Detalle de la flota pesquera del norte del Perú. La mayoría de lanchas y botes de pesca está conformada por embarcaciones con casco de madera y motores estacionarios acondicionados como fuera de borda, llamados pata-pata. Foto: Galo Paguay


La pesca de las mantas, peces cartilaginosos emparentados con los tiburones, está prohibida en el Perú (y en el Ecuador); sin embargo, se capturan al igual que los tiburones. Esto es algo que reconocen los pescadores y los funcionarios del Ministerio de Producción del Perú, pero con reserva de la fuente o fuera de la cámara. Este es un típico secreto a voces: las mantas, mantarrayas y peces guitarra se pescan a pesar de estar protegidas y se venden sin mayores problemas.


Para encontrar estas aletas de mantarrayas, fue necesario el recorrer durante una semana las playas del norte del Perú, desde Puerto Pizarro hasta el pueblo pesquero de Órganos buscando indicios de la pesca de esta especie protegida. ¿Por qué buscar allí las mantarrayas? Porque en el Perú, específicamente en Chiclayo, se preparan tres platos con la carne de mantarrayas, rayas y peces guitarra: tortilla de raya, el chiringuito (una especie de cebiche peruano, pero con pescado seco) o para hacer estofado de manta con su carne fresca.


Seguir el rastro de la pesca ilegal de mantarrayas se origina de los reportes de pesca ilegal en Machalilla, en la costa del Ecuador. Desde el 2020 hay informes de la captura de mantarrayas, especialmente entre los meses de junio a octubre, cuando es más frecuente encontrarles cerca de la isla de La Plata en el Parque Nacional Machalilla o en el Bajo Copé.

pesca de mantarrayas en el mar

Captura de una mantarraya en por un bote de pesca en el norte del Perú. Por lo general, los pescadores usan arpones para pescar mantarrayas. Foto: Archivo particular.


La presencia de las mantas coincide con la llegada de las aguas frías de la corriente de Humboldt desde el norte del Perú. “No es que conozcamos demasiado de la migración de las matarrayas, pero sabemos que Las mantarrayas recorren el mar frente a las costas de Perú y Ecuador. Incluso una fue hasta las islas Galápagos. Hemos logrado marcar dos mantarrayas.”, comenta Krestin Fasberg, directora de la ONG Planeta Océano del Perú, quien logró junto con otros activistas la protección legal de las mantas. En la nota de este enlace, una breve reseña.


Solo dos mantarrayas marcadas pueden parecer poco, pero en abril del 2022, cinco técnicos y científicos de la Dirección del Parque Nacional Galápagos, Universidad San Francisco de Quito y Fundación Megafauna Marina del Ecuador realizaron una expedición de monitoreo y marcaje de mantarrayas en el sur y este de la isla Isabela y marcaron seis con dispositivos acústicos y cuatro con dispositivos satelitales. En total 10 mantarrayas, las dos del equipo de Fasberg, aportan también con indicios clave que muestran cómo esta es una especie binacional, al igual que su pesca.


decomiso de aletas de mantarraya

Es decir, el conocimiento de esta especie avanza, penosamente al igual que el tráfico y la pesca ilegal. En marzo del 2023 la Armada del Ecuador decomisó seis aletas de mantarrayas y 4 tiburones martillo, ambas especies protegidas, en el mar frente a Puerto Bolívar, provincia de El Oro, al sur del Ecuador. El viernes 25 de mayo, un fotógrafo publicó una foto de una raya y un tiburón martillo pescados en la playa de Canoa, al norte de Manabí.


Estos no fueron hechos aislados, como suelen las autoridades ambientales del Ecuador calificar a la pesca ilegal. En junio 2022, la Armada del Ecuador incautó 600 kg de mantarrayas en Anconcito, provincia de Santa Elena, a solo 150 km u 80 millas náuticas en línea recta desde el pueblo de Zorritos, al norte del Perú.


En Ecuador, el Acuerdo Ministerial Nro. MPCEIP-SRP-2022-0078-A expedido por el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, establece la prohibición total de la comercialización de mantarrayas.

mural con aletas de mantarraya

Mural en el pueblo pesquero de Zorritos. Es la única manifestación cultural que hace referencia a las mantas. En el resto de piletas, esculturas y murales, son delfines, peces, conchas, la fauna representada. Foto: Galo Paguay


En todos los decomisos de mantas en Ecuador, la respuesta de los pescadores es que se “exportan” al Perú. Al recorrer los pueblos de pescadores del norte del Perú, la carne de raya y mantarraya no es apetecida localmente. En todos los restaurantes y fondas visitadas, se preguntó por platos con mantarraya, la respuesta fue “vaya a Chiclayo, allá preparan la raya o la manta”. Al recorrer los restaurantes de Tumbes, la respuesta fue la misma. “La carne de raya es de baja calidad, no trabajamos con ese pez”. Sin embargo, en los restaurantes de Chiclayo, departamento de Lambayeque, el precio promedio del plato de tortilla de raya es de 30 soles (USD 8) y se emplean cerca de 200 gramos de carne seca de raya o mantarraya.


Chiclayo está a ocho horas de Huaquillas (frontera entre Ecuador y Perú). En esta ciudad solo hay que elegir el restaurante y pedir: la tortilla de raya o el chiringuito; estos son los platos principales y se los considera representativos de la gastronomía local junto con el seco de pato. El estofado solo se prepara si consiguen la carne fresca en el mercado de pescado de Santa Rosa, que está a 40 minutos. Allí la faena de pesca empieza a las 04:00 todos los días: es frecuente encontrar rayas y alas de mantarraya que se venden a comerciantes que las procesan o secan.


El proceso de preparación de la tortilla de raya en un restaurante en Chiclayo, al norte del Perú, presione la flecha para ver más imágenes. Desde la carne seca hasta el plato servido que cuesta 30 soles (USD 8). Fotos: Bitácora Ambiental


Uno de los comerciantes en Santa Rosa (Chiclayo, Perú) reconoció que las alas de mantarraya llegan desde el Ecuador, pero que desde el inicio del 2022 la cantidad ofertada ha disminuido. Mientras que, en los restaurantes de Chiclayo, la carne seca de raya es parte de la despensa diaria y dicen que prefieren las pescadas localmente por su sabor. Sin embargo, una vez secas la diferencia entre las alas de mantarraya y las rayas pescadas en Ecuador o Perú desaparecen. En los restaurantes del departamento de Lambayeque ofrecen orgullosos la tortilla de raya. Los cuestionamientos si es una especie protegida no se mencionan.


En Tumbes hay 13 procesos judiciales por decomisos de tiburones

decomiso de mantarrayas

El 14 de diciembre del 2022 la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) del Perú incautó 7.000 aletas secas de tiburón que "eran trasladadas sin documentación que acredite su ingreso legal" junto con aletas de mantarrayas. Foto: SUNAT


Es en este punto, en los mercados de pescado del departamento de Lambayeque, donde se unen la pesca de mantarrayas en el norte del Perú con las pescadas y contrabandeadas desde el Ecuador. En la Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental de Tumbes, se encontraron 13 expedientes instaurados entre septiembre del 2020 y octubre del 2021. Con un total de 21,107 toneladas de tiburón y 2,6 toneladas de aletas secas.


De los 13 casos reportados, se pudo obtener el testimonio de uno de los implicados, quien reconoció que las aletas secas las compró en la Provincia de El Oro, al sur del Ecuador y que fueron enviadas por mar hacia Puerto Pizarro (Tumbes, Perú).


De las entrevistas realizadas para este reportaje, el mecanismo de blanqueo en el Perú es declarar que tanto los tiburones como las aletas son fruto de pesca incidental. Para esto, una vez que tienen los alijos, solicitan permisos o guías de movilización a las autoridades locales por cantidades pequeñas. Para de esta forma legalizar la importación irregular paulatinamente.


La falta de verificación de los camiones de carga que cruzan por el Centro Binacional de Atención Fronteriza (CEBAF) Huaquillas, que funciona desde el 2011, es evidente. Acompañamos dos procesos de cruce de camiones con pescado fresco. Al preguntar qué tipo de pescados transportaban hacia Perú la respuesta fue varios en un tono seco. Al mirar los formularios presentados, se divisaron nombres como marlin, agujas, corvinas, pez espada… El trámite, la revisión del papeleo, demora cerca de 10 minutos, luego van hasta el vehículo y siguen su camino.


Por el CEBAF de Huaquillas pasan 27.000 personas al mes y 1.500 vehículos, según el Ministerio de Obras Públicas del Ecuador. Además, según las cifras del Banco Central del Ecuador, hacia Perú se exportaron en el 2022 Huaquillas 4.165 toneladas de pescado fresco por un valor de 1,3 millones de dólares y hasta marzo del 2023 son 80 toneladas por un valor de 56.500 dólares. Parte de estas exportaciones, fueron decomisadas en Perú por transportar especies protegidas y algunas son las que se encuentran judicializadas en Tumbes.


La falta de control es tan evidente en el CEBAF de Huaquillas que el flamante ministro de Obras Públicas, César Rohon, ordenó un control de todos los vehículos que ingresan al Ecuador desde Perú. Pero ¿qué pasa los camiones que salen con miles de toneladas de pescado? ¿Quién verifica que sean las especies declaradas? Se solicitó una entrevista con Rohon, pero hasta la publicación de esta nota se obtuvo una respuesta.


Las rutas del contrabando de aletas y mantas entre Ecuador y Perú

ruta del comercio de mantarrayas

Mapa de las rutas del contrabando de aletas y alas de mantarrayas entre Ecuador y Perú. Mapa de Google Earth.


Por tierra declarados como otros tipos de pescado fresco. En el control fronterizo, los controles son aleatorios y durante dos noches se evidenció que no se realizaba ninguna verificación de los cargamentos y allí se introducen tiburones, aletas y alas de mantarraya.


Por tierra en transporte terrestre. Llegan aletas secas en pequeñas cantidades (hasta 10 kilogramos) que se envían como equipaje en buses de transporte. Se acopian en Tumbes para luego enviarse a Lima en camiones o en otros buses.


Por mar, en lanchas de pesca que atracan en la zona de manglar de Puerto Pizarro. Se obtuvo testimonios de cómo las aletas de tiburón y alas de mantarraya llegan en sacos de yute en lanchas desde el Ecuador y se hacen transbordos a lanchas peruanas.


¿Cuántos tiburones se pescan en Ecuador?

tiburones sin aletas en Ecuador

En el 2022 desde el Ecuador se exportaron 1,079 toneladas de tiburones; de esto el 64 por ciento corresponde a la flota palangrera industrial del Ecuador, que está compuesta por barcos con casco de acero. Mientras que el 36 por ciento restante es capturado por la flota palangrera con casco de madera, los barcos nodriza. Foto: Franklin Vega


A propósito del contrabando de aletas de mantarrayas y de tiburones, ¿cuántos escualos se pescan en Ecuador?


No hay cifras contundentes. Solo se pueden encontrar reportes de lo declarado en Certificados de Monitoreo y Control de Desembarque de Pesca de la Dirección de Control Pesquero de la Subsecretaría de Recursos Pesqueros del Ministerio de Producción.


En el 2022 se pescaron 2.719 toneladas de tiburones, que corresponden a 112.563 escualos y de estas se exportaron 1.790 toneladas. Pero cuando se separan por el tipo de flota pesca tiburones se tiene que de las 1,079 toneladas exportadas el 64 por ciento corresponde a la flota palangrera industrial del Ecuador. Compuesta por barcos con casco de acero y el 36 por ciento restante es capturado por la flota palangrera con barcos con casco de madera, conocidos como barcos nodriza.


Sin embargo, los armadores de barcos palangreros consultados, califican a estos datos como parciales pues no se consideran las capturas de tiburones realizadas por las embarcaciones artesanales o fibras. “Considere que existen cerca de 8.000 mil fibras, que capturan en promedio un tiburón a la semana y que solo pesquen 26 semanas del año. Son 208.000 tiburones que no están contabilizados”, comenta un capitán que pide la reserva de la fuente.


Punto de vista:

Nuestras mantarrayas y aletas se contrabandean al Perú

Cristina Cely, activista contra la pesca ilegal


Cristina Celi

En este enlace el audio con el comentario sobre el tráfico de aletas de tiburón y mantarrayas.











Este reportaje se realizó con la contribución de varias personas e instituciones. Para ellos nuestro agradecimiento, su aporte lo consideramos como un apoyo al periodismo ambiental independiente. La naturaleza y su gente necesitan de libertad de expresión y esta solo es posible si se investiga en el territorio.

Gracias

Comments


bottom of page