top of page
  • Foto del escritorFranklin Vega

La inseguridad y violencia se instala en las Áreas Naturales Protegidas del Ecuador

Los parques y reservas naturales del Ecuador están bajo el cuidado del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE), pero están en la práctica se encuentran abandonadas. Los guardaparques trabajan como pueden sin equipos, sin uniformes, sin materiales, sin gasolina, sin vehículos, sin llantas... En ocasiones ponen de su bolsillo para hacer patrullajes y recorridos por las reservas. Un recuento de los peligros que enfrentan en Costa, Sierra y Amazonía.


A la minería ilegal hay otros delitos como la pesca ilegal o el tráfico de combustibles o drogas que hemos denunciado en el Parque Nacional Machalilla. En las Áreas (des) Protegidas Marinas hay más de 500 procesos iniciados por guardaparques pero no son judicializados por falta de apoyo de Planta Central del Ministerio del Ambiente.


El abandono de las Áreas Protegidas subió de nivel. Ahora los mineros ilegales y los madereros ilegales disparan contra los guardaparques como sucedió en la Reserva Ecológica Arenillas, en la provincia de El Oro, el 2 de julio pasado cuando 6 madereros ilegales fueron sorprendidos talando en el bosque seco. Los madereros dispararon a la camioneta del MAATE y los guardaparques se refugiaron fuera del vehículo. Luego los delincuentes robaron el carro y lo abandonaron después de chocar contra un árbol.



Minería Ilegal

En las siguientes áreas protegidas hay mayor incidencia de #MineriaIlegal:

  • Reserva Biológica Colonso Chalupas

  • Parque Nacional Podocarpus

  • Parque Nacional Sangay

  • Parque Nacional Sumaco Napo Galeras

  • Reserva Ecológica Cofán Bermejo

  • Reserva Biológica Cerro Plateado

  • Reserva Biológica El Quimi


Junto con la minería ilegal se producen otros delitos como la tala. En el Parque Nacional Podocarpus, en la provincia de Zamora Chinchipe, los caminos abiertos para llevar la maquinaria a las minas ilegales son utilizados por los madereros ilegales quienes talan todo lo que pueden. De esta forma, los delitos se van consolidando, en una sinergia criminal que se agrava por la desidia de las "autoridades".




En la Amazonia norte, la situación es similar, con el agravante de las incursiones de grupos armados irregulares desde Colombia. En la Reserva Ecológica Cofán Bermejo también se ha reportado la presencia de campamentos de minería ilegal.



En el Parque Nacional Antisana, ubicado entre las provincias de Pichincha y Napo, las recientes y supuestas comunidades ancestrales advierten a los guardaparques que no pueden ingresar a realizar ningún tipo de control sin "su autorización". Por la falta de apoyo a los guardaparques y la escasa presencia del Estado, se intentan conformar nuevos territorios al margen de la Ley.



Ni la Zona Intangible Tagaeri Taromenane está a salvo de las incursiones de madereros ilegales, que en algunos casos cuentan con apoyo de "la comunidad". Un ejemplo fue lo ocurrido en diciembre del 2023 en las orillas del Río Curaray donde los guardaparques fueron obligados a liberar a los madereros por presión de la comunidad.



El acoso a los guardaparques es constante. En algunos casos como en el puesto de control de Puerto Pindo (sector Rodrigo Borja), en la parroquia Dayuma, provincia de Orellana, las oficinas del Ministerio del Ambiente fueron saqueadas. Rompieron las puertas y se llevaron de la bodega un motor fuera de borda Yamaha, entre otras herramientas. Pese a que se denunció, el proceso no avanza por el escaso apoyo que tienen los guardaparques desde las oficinas de Quito.


El mismo abandono de las áreas marinas protegidas se vive en las cercanías al Parque Nacional Yasuní (el lugar más biodiverso de la Tierra).



Y al hablar del Parque Nacional Yasuní y la Zona Intangible Tagaeri Taromenane, las evidencias de delitos son frecuentes: cacería de fauna silvestre; aprovechamiento, forestal de especies condicionadas y vedadas; pesca con artes no permitidas; establecimiento de chacras; minería en los ríos Cononaco y Curaray por personas presuntamente de nacionalidad peruana.


Ante esto, los guardaparques solicitaron a las Fuerzas Armadas del Ecuador personal militar permanente en el puesto de control Ceilán Curaray; apoyo para la movilización aérea para el personal del PNY; transporte de tanques de combustible. En situaciones de emergencia, como la retención de infractores en el sector de Cononaco y Curaray, se requiere asistencia logística aérea. Quien debe lograr que estos pedidos se concreten son los Subsecretarios y Directores del Ministerio del Ambiente, pero hasta la fecha no se conocen resultados de sus gestiones.


Lamentablemente, ni la presencia de los uniformados es suficiente para disuadir a los delincuentes. Los Guardaparques de Áreas Protegidas de la Costa son amenazados por realizar los patrullajes con la Armada del Ecuador. Se los acusa de cooperar con la Marina, e incluso se han registrado ataques a las viviendas de los guardaparques y de los comuneros que son observados junto con el personal militar.


Qué hacer para mejorar la gestión de las Áreas Protegidas?

La Asociación de Guardaparques del Ecuador ha solicitado en varias ocasiones reunirse con la ministra del Ambiente Sade Fritschi, pero no ha logrado un espacio en su apretada agenda. La semana pasada hicieron un llamado público (fotos) y como respuesta serán recibidos el 12 de julio por el subsecretario de Patrimonio Natural del Ministerio del Ambiente.



Hasta ahora la ministra Fritschi no se ha reunido con los guardaparques ni con los representantes de las ONGs presentes en Ecuador, todos los temas son "resueltos" por su viceministro de Ambiente, Edgar Heredia, y uno de sus asesores, quienes tampoco dan la cara.


La Asociación de Guardaparques tiene varias propuestas para la ministra Fritschi. Proponen recuperar la capacidad de gestión de las Áreas Naturales Protegidas mediante la generación de recursos de las mismas áreas mediante las siguientes acciones:

  • Cobro de una tasa de ingreso a los parques y reservas naturales del Ecuador, con un valor promedio de USD 5. Resaltan que desde que era ministro Paulo Proaño han presentado este pedido, pero ha sido rechazado con argumentos políticos. Los guardaparques señalan que por lo menos se ha realizado 3 consultorías en ese sentido.

  • Que los municipios cobren un centavo de dólar (USD 0,01) por cada metro cúbico de agua que se distribuye en las ciudades. Esto significaría hasta USD 100 millones de dólares que se depositarían en una cuenta especial de las áreas protegidas y no en la cuenta única, como suele pasar con todo el dinero que ingresa por diferentes trámites o tasas.

  • Optimizar los otros servicios que las Áreas Protegidas brindan como espacios de recreación, para filmar documentales o comerciales (que hasta ahora no pagan), eventos en las zonas de uso intensivo como estacionamientos o lugares de alojamiento.



Los principales afectados

En las Áreas Protegidas del Ecuador continental trabajan 620 guardaparques y en el Parque Nacional Galápagos son 317. El trabajo que realizan es fundamental para proteger parte de los ecosistemas de los cuales todos obtenemos servicios ambientales como el agua o el turismo de naturaleza; sin embargo, es uno de los gremios más desatendidos.


El maltrato a los guardaparques se acentuó con la fusión del Ministerio del Ambiente con la SENAGUA, en junio del 2020 a cargo de uno de los 6 ministros del Ambiente de Lenin Moreno: Paulo Proaño. Luego siguió una serie de despidos de guardaparques, perdiendo así las partidas.


En ese mismo año se creó la Dirección de Áreas Protegidas y Otras Formas de Conservación, una decisión que en principio dotaba a los guardaparques de una instancia técnica para desarrollar su trabajo y permitía que los movimientos y desvinculaciones con motivaciones políticas (algo muy usual el provincias como Napo o Bolívar) tenga algo de control; así como los procesos para sancionar a los "malos" guardaparques, que lamentablemente hay como en el Parque Nacional Machalilla (que hemos documentado y denunciado de forma frecuente). Este cambio se quedó a medio camino porque el manejo de los salarios de los Guardaparque sigue en manos de las Direcciones zonales del Ministerio del Ambiente.


"Haga periodismo neutral para darle una entrevista", atte Sade Fritschi

Como Bitácora Ambiental solicitamos a la ministra Sade Fritschi, que nos atienda en varias ocasiones por escrito, para plantearle este y otros temas que hemos verificado en los viajes de trabajo. El jueves pasado en la Sesión Solemne por los 65 años del

Parque Nacional Galápagos logramos acercarnos en persona y plantearle el pedido de una entrevista, pero su respuesta fue que: "cuando usted haga un periodismo neutral le atenderé".


Ante esta afirmación, le debemos aclarar que no somos neutrales, que tratamos y nos esforzamos por ser objetivos (que no es lo mismo ni es igual a la neutralidad de anhelada por Fritschi), pero que neutrales no somos ni lo seremos y que si tenemos que tomar partido, lo tomaremos en defensa de la naturaleza y su gente.


Por esto les pedimos amables lectores que nos ayuden a que este mensaje le llegue a oídos de la Srta. Firtschi y su "todo poderoso" viceministro de Ambiente Édgar Heredia.


Lo mejor que se puede hacer presionar públicamente para que tanto la ministra como su mano derecha Heredia entiendan que #SinGuardaparquesNoHayConservacion 


PD 1 Los lugares exactos de minería ilegal y otros delitos han sido informados a las autoridades como las Fuerzas Armadas del Ecuador

PD 2 Sr Presidente, Daniel Noboa, no atina una en temas ambientales.


Comentarios


bottom of page