• Franklin Vega

Así operan los dispositivos agregadores de peces o plantados en el mar


Plantado en la Reserva Marina de Galápagos. Walter Borbor muestra uno de los plantados ecológicos recuperados en la Reserva Marina de Galápagos en julio del 2022. Foto: Walter Borbor

Mar adentro, un evidencia de la pesca INDNR en Galápagos son los plantados o dispositivos agregadores de peces (FAD, por sus siglas en inglés), los cuales consisten en una estructura de madera de la cual cuelgan redes de pesca y un recipiente con carnada que está atada una radio boya satelital. Esta boya envía información al barco sobre la cantidad y el tamaño de los peces congregados; cuando el cardumen es lo suficientemente grande, el barco va al lugar y lanza su red (Ver infografía).


Ilustración que muestra el funcionamiento de la radio boya y la comunicación con el barco atunero. Fuente: Marine Instruments


Las radio-boyas tienen una sonda que identifica el tamaño, la cantidad y la profundidad a la que se encuentran los peces que se agrupan bajo el plantado. Fuente: Marine Instruments

Los barcos atuneros industriales o cerqueros utilizan los plantados para atraer peces en grandes cantidades; lanzan los plantados al suroeste de la RMG, para que por acción de las corrientes marinas como la de Humboldt y la Ecuatorial del sur, los arrastren dentro de mar protegido y luego salgan de la RMG trayendo consigo cardúmenes de diversas especies de peces tanto comerciales, como el atún, y protegidas como los tiburones.

En este gráfico de Earth NullSchool se muestra la dirección de las corrientes de oriente a occidente en la zona de Galápagos, arrastrando los Plantados (FADs) dentro del área protegida. Si se pulsa el siguiente enlace se observa la dirección de las corrientes.


Los plantados que no son recolectados por los barcos atuneros terminan como redes fantasmas en las cuales pueden quedar atrapados y morir animales marinos. Otros plantados quedan a la deriva dentro de la RMG y algunos enredados en las orillas de las islas. WWF Colombia califica a las redes fantasma como “la basura plástica más mortal para la vida marina”.


“Al menos el 10 % de los residuos plásticos marinos están compuestos por equipos de pesca. Entre 500.000 y 1 millón de toneladas de artes de pesca ingresan a los océanos cada año”. WWF Colombia

Entre los cuestionamientos a este dispositivo, destacan que crea una falsa sensación de abundancia y que atraen a peces juveniles y muy pequeños que también son atrapados en las redes de cerco. Los estudios como el publicado por PEW Trusts en 2011, señalan algunos efectos negativos por el uso de plantados: “con el tiempo provocan una menor abundancia de cardúmenes libres y cambios en el comportamiento de los atunes alrededor de los plantados en el océano Pacífico”.



Walter Borbor, pescador artesanal de Galápagos, es quien más plantados y radio boyas ha recuperado en la Reserva Marina de Galápagos. En la foto muestra una de las 35 radio boyas que ha sacado del mar en sus faenas de pesca y que forman parte de los 50 plantados que ha recuperado, pues no todos los plantados (FADs) tenían radio boya. Foto: Cortesía Walter Borbor.


Walter Borbor, pescador de Santa Cruz, tiene el récord que ser quien más plantados y radio boyas ha recuperado del mar de Galápagos. El 28 de septiembre de 2021 encontró el plantado No. 50 y la radio boya No. 35 (Ver video). “Además de llevarse los peces que los pescadores artesanales buscamos, los plantados a la deriva son un peligro cuando navegamos; en la noche no los vemos y han producido daños a fibras de pesca que han chocado con ellos”, acota molesto.

Los EcoFADs o plantados ecológicos son parte de la basura que se recupera en Galápagos. Foto TUNACONS