• Franklin Vega

No es "ilegal" pero entre Ecuador y Perú se blanquean millones de aletas de tiburón

El mercado de aletas de tiburón lo comparten España, Perú y Ecuador con el 19%, 15% y 5% respectivamente. El principal destino es China donde se prepara una sopa que puede costar hasta 300 dólares cada plato. El Ecuador ha exportado en los últimos ocho años un promedio anual de 10 toneladas de aletas de tiburón por un valor de 2 millones de dólares. En los tres primeros meses del 2021 se está superando este valor.


Descarga de tiburones en la playa de Manta. Foto: Archivo particular


En el 2020 se comercializaron de forma “legal” aletas de tiburón en el mundo por un valor de 12 millones de dólares mientras que, en el 2019, el valor fue de 36 millones de dólares. Los tres primeros exportadores fueron España, Perú y Ecuador. Estos datos los proporciona la empresa ABRAMS world trade wiki, la cual es un portal de inteligencia empresarial que coteja miles de millones de datos de varias fuentes como Comtrade de las Naciones Unidas y las aduanas de varios países.


En el siguiente gráfico se observan los 10 principales exportadores de aletas de tiburón:

Captura de pantalla de ABRAMS world trade wiki


Los datos para el Ecuador se confirmaron con los reportes de las exportaciones del Banco Central del Ecuador y del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (SENAE). En el país, la exportación declarada se incrementó cada año desde el 2013, excepto en el 2020 por la pandemia del COVID 19. Andrea Colombo Cordero, Directora Nacional de la SENAE desde de julio de 2020, señaló en la Sesión Nro 57 de Comisión de la Biodiversidad y Recursos Naturales de la Asamblea nacional que entre el 2013 a octubre del 2020, se han exportado 748 toneladas de aletas de tiburón por un valor de 14 millones de dólares.


Captura de pantalla de la sesión Nro 57 de la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea Nacional del 4 de noviembre del 2020.


¿Cuáles son los números de las exportaciones de aletas?


En el Ecuador, el valor de las exportaciones de aletas de tiburón declarado para el 2020, fue de 1.2 millones de dólares (Valor FOB) con un peso de 30 toneladas, de acuerdo con los datos del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (SENAE). Las descripciones de las exportaciones corresponden a Aletas de tiburón azul, aleta seca de tiburón rabón, mico y amargo; aletas secas pélvicas anales de tiburón azul. Todas estas exportaciones tienen como destino Perú y salieron por Huaquillas.


Los datos disponibles para el 2021 sobre la exportación de aletas de tiburón muestran que se han enviado al exterior 86 toneladas por un valor de 2.2 millones de dólares hasta marzo. Es decir que en tres meses se ha triplicado el volumen con respecto al año pasado. Esto claro debido a que las fronteras vuelven a abrirse luego de la pandemia. El Ecuador ha exportado en los últimos ocho años un promedio anual de 10 toneladas por un valor de 2 millones de dólares por año. Eso quiere decir que en los primeros tres meses del 2021 se está superando este promedio.


Pero esta cifra de 30 toneladas de aletas de tiburón ¿Qué tanto refleja el mercado real y legal en el Ecuador? Queda dudas al respecto debido a que un solo cargamento ilegal de 26 toneladas fue incautado el 6 de mayo del 2020 en Hong Kong. Es decir, solo este cargamento ilegal es el 90% de lo declarado por Aduanas del Ecuador como exportaciones legales. En esa ocasión fueron aproximadamente 38.000 los tiburones masacrados por sus aletas.

Si se consideran los datos para este año, la captura de tiburones y la exportación de aletas ¿está en aumento o están saliendo cargas almacenadas? La respuesta se buscó en el Ministerio del Ambiente y Agua y en el Ministerio de la Producción (la máxima autoridad pesquera del Ecuador). Lo único cierto es el impacto en la vida marina. Los escualos al ser predadores tope mantienen la salud de las poblaciones de otros peces, pues controlan la población de los peces de los cuales se alimentan. Contraria a su falsa fama de ferocidad, son animales delicados pues alcanzan su madurez sexual tarde y tienen pocas crías. De allí nace la necesidad de protegerlos.


Marcelo Mata, ministro del Ambiente, al respecto señaló que durante su gestión no ha aprobado ninguna exportación de cuerpos o troncos de tiburones, enfatizó que “las aletas de tiburón es un tema en el cual nos estamos enfocando, en los 40 días que restan de mi gestión tendré una respuesta clara y documentada”.


Aletas de tiburones cortadas en el puerto de Manta. Foto: Archivo particular.


Sin embargo, para un grupo de especialistas consultado y que pidieron confidencialidad, el Ecuador tiene una participación mayor en el mercado mundial de aletas de tiburón porque solo se reporta lo legal. Perú está en segundo lugar porque exporta sus propias aletas y también las que llegan de forma ilegal desde Ecuador.


"En el comercio ilegal de aletas, los decomisos representan aproximadamente el 10% del volumen del negocio, porque no existe control constante". César A. Ipenza Peralta, abogado especializado en temas ambientales.

Los indicios que el contrabando de aletas de tiburón a Perú es mayor a las exportaciones legales se sustentan en los decomisos internacionales. Estas suspicacias se confirmaron el 22 de septiembre del 2020 cuando la Policía del Perú incautó ocho toneladas de carne de tiburón martillo y zorro (especies protegidas) en Zarumilla, en el Departamento fronterizo de Túmbez. Según la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Perú, se incautaron durante del 2020, 715 kilos de aletas y 27 toneladas de cuerpos de tiburón en los Distrito Fiscales de Tumbes, Piura, Santa y Callao. La mayoría de este contrabando, proviene del Ecuador.

Detalle de aletas de tiburón en el muelle de Manta. Cada anillo en las aletas se utiliza para identificar el barco que pescó el tiburón. Foto: Archivo particular.


Ipenza Peralta ha seguido de cerca el tema del comercio ilícito de aletas y cuerpos de tiburón junto con el tráfico de madera en Perú. Comenta que desde el año pasado, gracias a los controles de la Fiscalía del Perú en los puertos, las rutas del comercio de aletas han cambiado desde el Ecuador. La estrategia consiste en hacer pequeños envíos en maletas o paquetes en transporte público desde la Sierra del Perú, enviar cajas por correos y acopiarlas en Lima; una vez compilan un volumen grande, las exportan al Asia.


Para combatir el tráfico o el comercio ilegal de aletas y carne de tiburón de especies en peligro de extinción, Ipenza señala que es necesario establecer un mecanismo de coordinación entre las Fiscalías del Ecuador y Perú. “Contar por ejemplo, con un sistema de intercambio de información entre las aduanas de los dos países permitiría identificar con mayor facilidad las exportaciones y establecer un sistema de registro”. Ina Suárez, fiscal de la FEMA de Tumbes indicó que hasta ahora se ha realizado una reunión convocada por la Interpol entre las Fiscalías de Ecuador y Perú, para coordinar las acciones frente al tráfico ilegal desde Ecuador.


Además, puntualiza Ipenza, se requiere analizar las poblaciones de los tiburones y contar con sistemas de identificación de especies, analizando el ADN, algo que en el Perú ya se realiza en la mayoría de puertos, pero que no es constante.


El tiburón martillo, una especie que a pesar que su captura es prohibida por esta amenazada se captura. Fotos: Archivo particular

Playa de Manta. El tiburón martillo, una especie que a pesar que su captura es prohibida por esta amenazada se captura. Fotos: Archivo particular


Además de las aletas, la carne de tiburón también se exporta desde el Ecuador


Además de las aletas que se envían para China donde se consideran un manjar exquisito, se realizan exportaciones legales de carne de tiburón desde Ecuador. En el 2020 se enviaron al exterior 187 toneladas de carne de escualos. Las especies exportados de las 14 toneladas son de tiburón tinto (Isurus oxyrinchus) una especie protegida y 173 toneladas de tiburón aguado (Prionace glauca). Los destinos finales de los cuerpos de tiburón fueron España y Portugal; en la descripción comercial del Isurus oxyrinchus se indica que "Tiburón Marrajo, entero, congelado y sus aletas". En una próxima entrega se analizan los exportadores y las ruta hasta Europa.


El comercio internacional de tiburón tinto (Isurus oxyrinchus) está regulada por el Convenio sobre el Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES por sus siglas en Inglés). Esto significa que para exportar esta especie se requiere de la autorización del Ministerio del Ambiente y Agua, que realiza una verificación administrativa de los documentos. Sin embargo, quien tiene la obligación de realizar el control es el Ministerio de la Producción Comercio Exterior Inversiones y Pesca que es la autoridad de pesca. Apesar de que el proceso es claro, como indican las fotos aquí presentadas, la autoridad no vigila el cumplimiento de pesca calificada como incidental.


Es importante recalcar que el Ministerio del Ambiente y Agua negó en septiembre de 2020 varios permisos a empresas exportadoras de carne de tiburón por ser especies protegidas. La base para que el Ministerio no otorgue el permiso fue que existían indicios de pesca dirigida hacia tiburones. Además, el Ministerio realizó observaciones al estudio realizado por el Instituto Público de Investigación de Acuicultura y Pesca del Ecuador (IPIAP). La observación más importante sobre este estudio recalca que el mismo debía contemplar un análisis histórico del aprovechamiento de la especie de tiburón Isurus oxyrinchus pero no la incluía aduciendo que la Subsecretaría de Recursos Pesqueros no entregó datos completos para el análisis de comercio. Intentamos obtener una entrevista con el Señor Ministro Iván Ontaneda para aclarar este y otros puntos, pero no recibimos respuesta.


Esa investigación debe realizarse de forma obligatoria cuando una especie que está en su distribución geográfica ingresa en los apéndices de la CITES y se denomina Dictamen de Extracción no Perjudicial (DENP). El Ministro del Ambiente y Agua ofreció a Bitácora Ambiental ampliar la información sobre el comercio de cuerpos de tiburón para la próxima semana e indicar si ya se cuenta con el DENP para el tiburón tinto.


Juan Cárdenas, Asambleísta integrante de la Comisión de Biodiversidad, califica de vergonzoso que el Ecuador sea parte de los países que más aletas exportan. “La pesca de tiburones es prohibida, con la mal llamada pesca incidental se blanquea toda la pesca ilegal”. Añade que la Comisión de Biodiversidad intentó que las autoridades ministeriales responsables aclaren el tema. Pero solo gracias a la presión internacional lograron que los ministros comparezcan ante la Asamblea, pero sin poner datos ni cifras ni acciones concretas de protección.


Mientras tanto la carne de tiburón se camufla en los mercados locales


En tanto que se dilataba la discusión y los pedidos de respuesta en la Asamblea, bastaba un recorrido por las playas de Manabí para ver cómo se desembarcan cientos de tiburones de varias especies, incluso protegidas como el tiburón martillo. Algunos sin cabezas, otros con las aletas cercenadas. Los tiburones terminan en los mercados de varias ciudades como el Mercado América en Quito, donde es frecuente encontrar esta pesca los jueves y domingos por la madrugada.


María José Mateo Calderón publicó una tesis en la Universidad San Francisco de Quito con el título ¿Comemos tiburón?: Identificación molecular de carne de tiburón de venta en mercados y pescaderías del Distrito Metropolitano de Quito. Textualmente dice “Los resultados de la identificación molecular mostraron que el 26,67% de las muestras de pescado colectadas pertenecían a distintas especies de tiburón. Las especies identificadas fueron Prionace glauca (60%), Carcharhinus falciformis (8%), y Alopias pelagicus(32%). Con esto se confirma que la venta de carne de tiburón bajo otro nombre se está llevando a cabo en el Distrito Metropolitano de Quito”.

En el mercado América de Quito, es frecuente encontrar cuerpos de tiburones que los venden como corvina u otros nombres. Foto: @TeodoroVega


Walter Bustos, ex Director del Parque Nacional Galápagos, menciona que en el Ecuador debe aplicarse el Estado Regulador de Puerto, con este mecanismo, el Ecuador podría revisar las bodegas que pasan por aguas ecuatorianas o que se acoderan a puerto para evitar que se realicen embarques de pesca ilegal. Perú es el caladero de la flota de China allá se acopia la pesca ilegal y se exporta.


Una moratoria a la comercialización de pesca incidental está sobre la mesa


Marcelo Mata, ministro del Ambiente y Agua, comenta que durante los 20 días que está al frente de esa cartera de Estado, no ha recibido pedidos para autorizar exportaciones de tiburones, ya que allí opera el punto focal del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES). El Ecuador cuenta con varios puntos focales para esta Convención pero es el Ministerio del Ambiente y Agua quien autoriza.


Ante la pregunta si con estos volúmenes de pesca de tiburones y comercio de aletas no es viable declarar una moratoria a la comercialización tanto de aletas como cuerpos de tiburón en el Ecuador, explicó que como ciudadano está de acuerdo, pero como “Ministro, debo cumplir con los procesos jurídicos que están en marcha; la organización One Health hizo una denuncia sobre el tráfico de aletas y cuerpos de tiburón, la cual está en trámite y al tener el informe responderé si procede o no la moratoria”.


Por su parte la Cámara Nacional de Pesquería envió el , el 7 de abril, al Presidente de la Comisión de Soberanía Alimentaria y Desarrollo del sector Agropecuario y Pesquero, en el cual se suman a la “condena de toda clase de actividades de pesca ilegal, no regulada y no reglamentada (INDNR)”, y rechazan el no haber sido consultados sobre el proyecto de reformatoria al Código Orgánico del Ambiente en el que se incluye una disposición transitoria que prohíbe la comercialización de toda pesca incidental hasta que el "Ministerio del Ambiente mejore las normas inferiores sobre artes de pesca y pesca incidental".

Oficio Nº CNP-2021-332 Comisión Biodive
.
Download • 154KB

El oficio firmado por Bruno Leone, textualmente señalan: “Establecer una prohibición para la comercialización de la pesca incidental, como la que se plantea con el literal D del epígrafe 7 del mencionado informe, puede ocasionar un gravísimo perjuicio al sector pequero y a la economía del país. El establecimiento de una norma sin el respectivo análisis técnico, que no se adapte a la realidad del sector, sería una terrible equivocación. Además, de no poder comercializarse las capturas incidentales ¿Cuál sería su destino? ¿Su destrucción? En un país como el nuestro, donde la desnutrición y el acceso a proteínas de alta calidad es escaso, esto sería una irresponsabilidad”.


En comunicación directa con Bitácora Ambiental Bruno Leone, Presidente de la Cámara Nacional de Pesquería acota que la pesca incidental es de dos tipos: la de peces comerciales como dorado, wahoo, bonito y, las que corresponden a especies vulnerables (tortugas marinas, mantarrayas y algunas especies de tiburones) sobre las cuales afirman que tienen regulaciones; y, que el porcentaje de captura incidental en la flota de cerco (que pescan atún) es del 2% y que en los barcos que usan palangre el porcentaje de pesca incidental es del 20%.

Para varios grupos ambientalistas y de investigación, la moratoria es necesaria hasta que exista un verdadero control a las diferentes pesquerías. Al momento las exportaciones legales se cruzan con mecanismos informales que hacen imposible el control y trazabilidad de los productos pesqueros. El Ecuador no puede ser un referente de pesca ilegal.


Nota 1: Se solicitó una entrevista con el Ministro de la Producción Iván Ontaneda, pero hasta el cierre de esta edición no se contó con una respuesta al pedido.


Nota 2: El Presidenta de la Cámara Nacional de Pesquería Bruno Leone se comprometió con Bitácora Ambiental a ampliar los temas de las exportaciones de carne de tiburón.

1,070 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo