• Franklin Vega

Los guardaparques del Parque Nacional Machalilla ya no patrullan por las noches


Lancha Megaptera del Parque Nacional Machalilla en la isla de La Palta. Foto: WildAid


Desde el 28 de octubre en el Parque Nacional Machalilla no se realizan patrullajes nocturnos. La noche del 27, dos guardaparques fueron abordados por pescadores ilegales fuertemente armados, quienes los inmovilizaron por dos horas en el piso de la lancha utilizada Megaptera utilizada para el patrullaje marino.


“Este tipo de acontecimiento nos está afectando en nuestro trabajo, nuestra integridad se encuentra vulnerada. Por lo acontecido comunico a ustedes que se reduce nuestro trabajo a controles diurnos por precautelar la integridad de mis compañeros guardaparques” es parte de un documento al que tuvo acceso Bitácora Ambiental, en el cual los guardaparques del área protegida informan que no se arriesgarán a controlar actividades prohibidas por la ley, ante la falta de seguridad.


La pesca ilegal dentro del Parque Nacional Machalilla y la Reserva Cantagallo Machalilla se realiza, generalmente por las noches y el lugar favorito de los infractores se encuentra en las aguas que rodean la isla de La Plata gracias a la abundancia de la vida vida marina.


Al inicio del 2022 hubo cambios en el Parque Nacional y los patrullajes nocturnos se retomaron; sin embargo, desde hace un mes estas actividades de protección han sido irregulares, en parte por falta de personal y de herramientas de trabajo. En junio del 2021, el actual ministro del Ambiente, Gustavo Manrique, ofreció fortalecer la gestión del Parque Nacional Machalilla ante las falencias evidenciadas como la pesca ilegal de tiburones y o el turismo desordenado.


Luego se nombró a una nueva administradora del área protegida y a pesar de que se lograron algunos avances, otra vez el PNM está a merced de pescadores ilegales quienes aprovechan la falta de patrullajes nocturnos para faenar en la reserva marina.


La Armada patrulla en el día

Uno de los 5 barcos pesqueros industriales detenidos por la Armada del Ecuador en Manabí dentro de las 8 millas reservadas a los pescadores artesanales. Foto: Armada del Ecuador.


El 25 de octubre, la Armada capturó cinco barcos pesqueros chichorreros que pescaban en la costa de la provincia de Manabí. La detención se produjo porque las embarcaciones pescaban dentro de las 8 millas náuticas que están reservadas solamente para la pesca artesanal. Ese operativo se realizó con la participación de funcionarios de la Subsecretaría de pesca del Ministerio de Producción.


Una de las cinco embarcaciones fue detenida cerca de la isla de la Plata. Sin embargo, el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica no ha informado si planteó acciones legales por este ilícito.


Este patrullaje conjunto entre la Armada del Ecuador y los guardaparques del Ministerio del Ambiente se sustenta en un convenio firmado en el 2018 entre Dirección Nacional de Espacios Acuáticos, DIRNEA, del Ministerio de Defensa Nacional; la Subsecretaría de Gestión Marina y Costera del Ministerio del Ambiente (SGMC).


El objeto del acuerdo es: “contribuir a la protección del área marina del PNM y fortalecer la seguridad marítima del sector, mediante la coordinación v participación conjunta a nivel operativo de las correspondientes dependencias de la SGMC y de la DIRNEA.”


El cual debe ser actualizado por pedido de la Armada, ya que la estructura del Ministerio del Ambiente cambió, así como las necesidades del patrullaje. O al menos esa es la versión dada por la Armada el 21 de septiembre pasado, cuando realizaron una inspección en la isla de La Plata para “verificar las seguridades que estas instalaciones presta para el descanso y pernoctación de los guardaparques y personal militar cuando la situación lo amerite”.


Mientras la pesca ilegal se instala en las aguas protegidas de Machalilla, los esfuerzos particulares para proteger la vida marina no cesan. Por ejemplo, WildAID y Conservación Internacional contribuyen al patrullaje de Machalilla con el equipamiento para control y vigilancia del Parque Nacional Machalilla y el Refugio de Vida Silvestre Marino y Costero Pacoche; el cual se mejoró. Este parote de WildAid es parte del proyecto Red de AMCP, que es ejecutado por el MAATE y Conservación Internacional.