• Franklin Vega

Sea Shepherd: El documental SEASPIRACY nos ayuda a pelear contra la pesca ilegal

Actualizado: mar 30

Entrevistamos al Capitán Alex Cornelissen, director de Sea Shepherd Global, a propósito del estreno del documental Seaspiracy, pesca insostenible. El filme está entre los 10 más vistos en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Australia. Sobre Galápagos: es un lugar especial que requiere una protección mayor. Follow this link: https://bit.ly/3cyIgbx for the English version.


La calavera con el tridente y el cayado cruzados, el símbolo de Sea Shepherd. El Capitán Alex Cornelissen abordo de uno de los 10 barcos de la ONG ambientalista de acción directa. Foto: Cortesía Sea Shephard


¿Cuál ha sido la acogida del documental Seaspiracy que desnuda algunas prácticas de la pesca industrial?

En solo tres días de exposición, hemos superado las expectativas. Netflix tiene 206 millones de suscriptores y mucha gente se sigue sumando a Sea Shepherd. A cada minuto hay más personas que nos apoyan, nos da un gran impulso y más gente nos conoce por primera vez, esto permitirá ampliar las campañas para frenar la pesca ilegal en el mundo.


Uno de los mensajes es el no comer o reducir el consumo de pescado. ¿Cómo matizar esto en países en que la pesca es un aporte importante a la economía?

Hay que entender el momento en que estamos en el ámbito mundial. Estamos capturando demasiado pescado, la flota pesquera sobrepasa la capacidad del mar. Vamos a llegar a un punto en el cual, todas las pesquerías no tengan suficientes peces para continuar con la industria y esto será muy rápido porque el mar estará vacío. Hay que cambiar el consumo de pescado. Entiendo que, en países como Ecuador, es difícil hacer cambios, pero hay alternativas; pero si no cambiamos, dejaremos de comer pescado. La pregunta es si lo haremos ahora o después de 30 años porque no habrá más pesca.


¿Cómo pasar de la sensibilización a la acción?, al cambio de hábitos de consumo. Estados Unidos por ejemplo anunció más controles a la pesca ilegal.

Creo que los consumidores disminuirán la ingesta de pescado. Como Sea Shepherd combatimos la pesca industrial ilegal de forma directa. En países de África luchamos contra los pescadores industriales ilegales, la mayoría de China, donde matan a tiburones, delfines, ballenas; este es nuestro trabajo. Pero los consumidores necesitamos hacer un cambio, somos más de 7.000 millones de personas comiendo demasiados productos del mar y eso no es sostenible.


En el documental casi no se menciona a China y ese es un tema ausente, no se muestran los efectos de la flota pirata China ni el asedio a zonas delicadas como las islas Galápagos.

Nosotros no producimos Seaspiracy, somos parte del documental, pero no es de nosotros. Dimos entrevistas, les enviamos videos. Lo vi solo una semana antes del estreno y sin opción a opinar ni pedir cambios. Cuando tratas de pesca ilegal, nosotros tenemos suficientes evidencias de las atrocidades que pasan en el mar, tenemos una flota de 10 barcos y sabemos lo que pasa, somos la única fundación que hace este trabajo. Me parece que un tema fue el del presupuesto, filmar en Galápagos es complicado por razones logísticas y el dinero de los productores de Seaspiracy no fue tan grande.


Alex Cornelissen junto con un cargamento de tiburones capturados en la Reserva Marina de Galápagos. Foto: Cortesía Sea Shepherd


Sea Shepherd ayudó a consolidar la vigilancia de la Reserva Marina de Galápagos en el año 2.000 cuando prestaron la lancha patrullera Sirenian. ¿Cómo ven ahora la propuesta de ampliar la RMG?

Estamos completamente a favor de ampliar las reservas marinas en todo el mundo. Es necesario un espacio en el mar donde la pesca industrial no esté permitida, para que estas ayuden a repoblar áreas adyacentes. Es muy importante tener más áreas protegidas, pero Galápagos es un lugar especial que requiere una protección mayor.


Patrullera Sirenian de Seashepard. Al inicio de la Reserva Marina esta lancha contribuyó en la detención de algunos barcos pesqueros dentro del área protegida. Foto: Sea Shepherd.


El sector pesquero industrial y parte del artesanal se oponen a la ampliación de la Reserva Marina de Galápagos, a pesar de que en el mundo se afianza el pedido de proteger el 30 por ciento de los mares.

Solo una fracción del mar está protegido. En todo el mundo apenas el cinco por ciento de las áreas marinas están protegidas, pero de esas solo en un 0,5% están realmente protegidas sin capturas industriales. Pueden pescar en todo el Pacífico, porqué cerca de Galápagos, no lo entiendo? Si pescan cerca de las 40 millas, también afectan las poblaciones al interior de la Reserva porque hay migraciones; mientras más amplia la protección es mejor. Entiendo que la flota pesquera quiera atrapar más, es su negocio; pero si no adoptamos niveles de protección más altos, en 30 años ya no habrá más peces.


En Galápagos existe preocupación porque los niveles de ingresos de los pescadores artesanales están disminuyendo. Además, se asocia las actividades ilegales con la pobreza. ¿Cómo ves el futuro de las islas?

En Galápagos el turismo es muy fuerte, pero en la pandemia todos están afectados. Pero esta situación pasará, esperemos que este año, y regresaremos a una situación similar a lo que sucedía antes del 2020. También los pescadores artesanales recuperarán su nivel económico. Lo que vimos en Liberia, por ejemplo. fue cómo los pescadores industriales ilegales utilizaban sus buques para amedrentar a los pescadores artesanales en sus áreas de pesca, llegando incluso a matar pescadores. En ese país señalan que gracias a las campañas de Sea Shepherd, ya pueden volver a pescar; eso se repite en todos los lugares donde se evita la pesca industrial dentro de las áreas de pescadores artesanales.


¿Cómo vencer el bloqueo a las malas noticias en el cerebro humano? Temas como el calentamiento global, lo logran motivar a cambios en los hábitos de movilidad, por ejemplo. ¿Qué hacer con la sobrepesca en el mundo para lograr una mejoría?

Es muy difícil, es un tema que me preocupa a mi también. Estamos en una pandemia y mucha gente no comprende lo grave que es la situación. Cómo convencer a la gente que realice un cambio, es una pregunta compleja para la cual no tengo la respuesta. Es un trabajo de la prensa y de organizaciones como Sea Shephard el explicar la situación; en este sentido, el Seaspiracy ayuda a que mucha gente se replantee el consumo de pescado, es un pequeño paso, pero ayuda.


En el documental se aborda el tema de los plásticos y la gran cantidad de aparejos de pesca que están en el mar (cerca del 50% de la mancha de basura del pacífico). Hay iniciativas de empresas que utilizan plantados de yute y otros materiales. Al igual que reducir el uso de plásticos de un solo uso. ¿Qué tan efectivas son estas medidas, qué debemos hacer?

La respuesta es todo: hay que dejar de usar sorbetes y usar plásticos en general. En la industria pesquera también. Esto ayuda bastante, pero igual siguen con redes de plástico. Si un barco pierde una red, no importa que sea de yute, plástico u otro material, igual sigue matando la vida marina durante mucho tiempo. La diferencia es que si es de yute seguirá pescando por 30 años y si es de plástico por 500 años más. Gran cantidad de tortugas marinas mueren al ser atrapadas en un red de pesca. En el documental hablan de los sorbetes y son una fracción mínima del plástico del mundo, es importante sacar eso del mar; pero en si se compara con las redes de pesca, no tiene sentido enfocarse en eso. Por ejemplo, en una campaña en México sacamos del mar más de mil redes de pesca.


¿En qué medida las certificaciones, como las del MSC, contribuyen a mejorar la imagen de la industria pesquera? Son solo un paño de agua tibia?

Las certificaciones son un negocio. Ellos cobran por el uso de un logo. ¿Cuánto piensa que ganaríamos si sacamos un logo que diga aprobado por Sea Shepherd? Todos los pescadores querrían el logo, solo es un negocio.


Entonces, ¿qué implica la sostenibilidad, el logo de Dolphin safe?

Para nosotros el logo de Dolphin safe es una broma, tiene valor cero. Puede ser que tienen una persona a bordo que reporte la cantidad de delfines que mueren en cada captura, pero no hay ningún control sobre la cantidad de rayas, tortugas, tiburones o ballenas. Nosotros tenemos imágenes de una ballena dentro de una red de un buque atunero, de más de cien tiburones en un lance de atunes que botan en el mar, por que es una especie no deseada el “by catch” o pesca incidental.


A propósito de la pesca incidental, los atuneros ecuatorianos señalan que “a lo mejor cae una tortuga o un tiburón” en un lance y que las liberan de inmediato. ¿Cómo la tecnología puede ayudar a controlar la pesca incidental?

Lo primero que les quiero decir a los atuneros es que, si eso es verdad, por qué no instalar cámaras para grabar todo lo que están haciendo, porque yo no tengo confianza en esas cifras. Solo tenemos la palabra del capitán del barco pesquero.


Los buques atuneros utilizan aviones, radares, sonares, tecnología satelital para buscar atún. ¿Qué tecnología se puede utilizar para monitorear las flotas pesqueras y palangreras?

Lo primero es instalar cámaras para monitorear las faenas de pesca. Si todos los barcos cuentan con cámaras a las cuales se pudiese acceder y que no puedan borrar, allí tendríamos la evidencia de si lo que dicen es correcto o no. Podremos ver el porcentaje de la pesca incidental.


¿A qué costo? ¿Cuánto se necesita para implementar esta tecnología?

Las cámaras cuestan muy poco, cerca de mil dólares. Lo difícil es que los pescadores permitan las cámaras. En Europa tenemos una campaña en Francia para evitar las capturas de delfines en el Atlántico y todos los pescadores se niegan a instalar cámaras y aumentar el control a bordo. Es claro que están matando delfines. No digo que la flota pesquera del Ecuador está matando delfines, solo quiero saber si es verdad lo que dicen.


¿Han realizados estudios para conocer a fondo la cadena de valor del atún?

No es un tema del que tengamos conocimiento. Nuestro enfoque es combatir la pesca ilegal porque es muy claro que hay una pesca incidental de un 30 al 40 por ciento en el ámbito mundial. Además, existe un sistema de subsidios perverso que no permite que las flotas pesqueras locales compitan. ¿Cómo la flota pesquera de África puede competir con la de Europa? Una medida es quitar los subsidios a estas flotas, para que el precio de los productos del mar no sea artificialmente bajo.


La industria pesquera, con algunas ONG ambientalistas, ha logrado desviar la atención de la basura generada por las redes de pesca a los sorbetes (pitillos, pajillas, popotes). ¿Cómo vencer este mercadeo?

Para esto necesitamos una campaña de global de marketing, nosotros combatimos la pesca ilegal de la mano de los gobiernos y tenemos bastante trabajo. Hay una gran cantidad de organizaciones ambientales que deberían tomar esa acción.


¿En qué países de América Latina está actuando Sea Shepherd?

En Perú iniciamos el primer patrullaje con el Ocean Warrior, nuestro barco insignia, también trabajamos con los fiscales del Perú para hacer controles aéreos. Tenemos una campaña en México para proteger la Vaquita marina y estamos por comenzar en cinco países más, pero los nombres se publicarán cuando se firmen los acuerdos. Además, tenemos el trabajo con el Gobierno del Ecuador en Galápagos y esperamos regresar a patrullar en la Reserva Marina.


¿Ya limaron las asperezas con la Armada del Ecuador por los desencuentros al inicio de los patrullajes de la Reserva Marina de Galápagos?

Hemos regresado varias veces a Galápagos. Tenemos a Sea Shepherd Legal y estamos trabajamos con los fiscales de América Latina. Esperamos volver a patrullar el mar, nosotros ofrecemos el barco, la tripulación, pagamos todos los gastos y los funcionarios del Gobierno hacen su trabajo usando nuestro equipo. Esta cooperación ayuda al ambiente, al Gobierno y a Sea Shepherd; es un ganar-ganar.


¿Qué les dirías a los jóvenes que ven Seaspiracy tanto en Galápagos como en otras partes del mundo, que cada vez son más conscientes de la conservación?

A los jóvenes solo les puedo pedir disculpas por el desastre que mi generación hizo con el mundo. Espero que ellas y ellos pueden reparar el daño que hemos causado, quienes tienen entre 18 y 20 años deberán reparar el daño que las generaciones anteriores hicieron con el planeta. ¡Tengo esperanza que podremos cambiar!

Captura de pantalla del documental Seaspiracy

255 vistas0 comentarios